Escabeche

Microrrelato

 

Fueron felices y comieron perdices. Escabechadas, con patatas fritas y una ensalada Cesar. Ese fue el gran error, la salsa. Dos horas más tarde competían por ver quien llegaba antes al retrete. Ambos yendose patas abajo sin remisión. Al anochecer ya estaban en urgencias, tumbados en una cama, con una botella de suero inyectable en el brazo para evitar la deshidratación. Dias despues, cuando les dieron el alta, decidieron divorciarse. Ella prometió hacerse vegetariana y el juró no volver a casarse nunca.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s